CEI BALOO

Centro de Educación Infantil Baloo

Slider

"Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres".

- Pitágoras de Samos

"Que ni una palabra ni una mirada obscena manchen la casa en donde haya un niño".
- Juvenal

"Si planificas por un año, siembra trigo; si planificas por una década, planta árboles; si planificas por un vida, educa personas".
- Kwan-Tzu

"Los niños aprenden lo que viven".
- Dorothy Law Nolte

"El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices"
- Oscar Wilde

Slider

El deporte y el niño. ¿Cuánto puede practicar?

Practicar deporte en la infancia es muy beneficioso porque permite al niño tomar conciencia con su cuerpo, desarrollar su capacidad psicomotriz y aprender a coordinar sus movimientos.

Además, mejora su autoestima y, si se realiza un deporte en equipo, le ayuda a relacionarse con los demás.

Pero los niños deben practicar ejercicio con moderación, para disfrutar y adquirir hábitos sanos para el futuro. Realizar demasiada actividad física o practicar un deporte inapropiado puede tener consecuencias negativas para su desarrollo.

Imagen bajo licencia Creative Commons

 

LESIONES FÍSICAS

Los niños que hacen ejercicio con mucha frecuencia o con mucha intensidad tienen retrasos del crecimiento y alteraciones metabólicas, como pérdida de apetito, calambres musculares y bajadas de glucosa.

También suelen sufrir lesiones de huesos y músculos, en rodillas, caderas o columna. Si el niño se dedica intensamente a un solo deporte puede tener lesiones en la parte de su cuerpo que soporta más presión.

La sobrecarga que soportan los huesos también es perjudicial a largo plazo, porque provoca pequeños traumas en una zona llamada cartílago de crecimiento que lleva a la aparición precoz de artrosis.

 

PROBLEMAS PSICOLÓGICOS

Los niños que se dedican al deporte de competición pueden sufrir trastornos psicológicos derivados de la tensión a la que están sometidos y a las consecuencias de llevar un plan dietético rígido.

No se puede decir cuántas horas de ejercicio al día o a la semana es aconsejable realizar, ya que depende del tipo de deporte, de la edad del pequeño y de la intensidad con que practica.

 

ALGUNOS CONSEJOS

  • Practicar un deporte es muy bueno, siempre que se haga bien, de forma no abusiva o excesivamente competitiva.
  • Es preferible realizar varios deportes que dedicarse a uno en exclusiva. Si se hace solo uno, sufren siempre las mismas articulaciones.
  • Antes de la adolescencia es mejor el deporte de recreo que el de competición. Si el niño compite, debe ser bajo control médico y con la vigilancia de un monitor deportivo.
  • No se debe empezar a hacer ejercicio sin haber realizado calentamiento previo.
  • Evitar el esfuerzo excesivo. Es primordial prestar atención a los síntomas que indican que hay que reducir la marcha: cansancio, disminución del rendimiento, pérdida de peso, falta de apetito y trastornos del sueño.
  • El ejercicio físico ha de ser moderado y el niño debe realizarlo de forma progresiva con entrenamiento previo. Además, ha de ser adecuado para su edad y estar dirigido siempre por un especialista en deporte infantil.

 

Menú de cierre

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies