CEI BALOO

Centro de Educación Infantil Baloo

BALOO
Slider

MATRÍCULA ABIERTA - CURSO 2019-20

"Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres".

- Pitágoras de Samos

"Que ni una palabra ni una mirada obscena manchen la casa en donde haya un niño".
- Juvenal

"Si planificas por un año, siembra trigo; si planificas por una década, planta árboles; si planificas por un vida, educa personas".
- Kwan-Tzu

"Los niños aprenden lo que viven".
- Dorothy Law Nolte

"El medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices"
- Oscar Wilde

Slider

Cómo fomentar el hábito de la lectura en los niños

  • Blog

De sobra son conocidos los numerosos beneficios que aporta el hábito de la lectura en todas las edades.

La lectura favorece un mejor desarrollo psicológico, afectivo y cognitivo en los niños, dándoles la oportunidad de experimentar sensaciones con las que disfrutan, aprenden y maduran. Sin embargo, hay niños que no se sienten motivados por la lectura y, por tanto, les cuesta coger un libro y disfrutar de él.

 

Imagen bajo licencia Creative Commons

 

¿QUÉ PUEDO HACER PARA QUE MI HIJO SE INTERESE POR LA LECTURA?

Es muy importante que no forcemos al niño a hacer algo que, por ahora, no le motiva. En este sentido, hay una serie de consejos que podemos seguir para lograr que nuestro hijo vaya, poco a poco, interesándose por la lectura:

  • Respetar las preferencias del niño. Hay que tener en cuenta los intereses del niño a la hora de adquirir un libro o cogerlo prestado de la biblioteca. Si prefiere un libro con muchas ilustraciones y poco texto o un cómic, no pasa nada. Lo importante es que se vaya interesando por la literatura en cualquiera de sus vertientes.
  • Proporcionar oportunidades de lectura. Si queremos que el niño lea, tenemos que tener libros a su alcance. Se pueden tener en casa o acudir de manera regular a una biblioteca. También resulta de ayuda acudir a librerías aunque sea simplemente para ver las últimas novedades.
  • Predicar con el ejemplo. Las personas adultas somos un modelo de lectura para niños y jóvenes por lo que es importante que nos vean leer.
  • Compartir lectura con el niño. Leer en voz alta con el niño o hablar sobre libros puede aumentar su interés por la lectura.
  • Proponer, no imponer. Es mejor incitar al niño a que lea mediante una sugerencia que a través de una imposición. Si el niño ve la lectura como una obligación no se sentirá motivado a leer.
  • Ser organizados. Cuando el niño es pequeño, es importante que le ayudemos a organizar tanto su biblioteca como sus tiempos de lectura.
  • Ser constantes. Cada día hay que buscar un momento para leer intentando que éste sea relajado y agradable.
  • Pedir consejo. Si estamos algo desorientados sobre cuál es la lectura más indicada para nuestro hijo, no está de más pedir consejo en el colegio o en la biblioteca y/o librerías.
  • Acompañar. Cuando el niño está empezando a leer no es conveniente dejarlo solo. Por otro lado, es muy importante que respetemos el método de lectura empleado en la escuela.

 

LOS EXPERTOS DICEN…

  • «Leer en voz alta en grupo transforma un ejercicio intelectual en una experiencia social. Cuando nos leemos (sin las presiones del estudio, la memorización, etc) activamos tres funciones básicas: nos comunicamos, nos entretenemos y aprendemos«. Jorge Casesmeiro, asesor del Colegio de Pedagogos de Madrid.
  • «Para aprender a leer necesitas libros, pero también precisas que alguien te muestre cómo conectarlos con tu vida. Una cosa es la disponibilidad material: tú tienes que tener libros para poder aprender a leerlos. Otro aspecto es el acceso y esto tiene que ver con que alguien te muestre cómo se utilizan… Implica también darte cuenta del beneficio que tienen para ti y cuando esto ocurre es cuando tú empiezas a generar motivación para aprender a hacerlo y lo personalizas». Daniel Cassany, profesor de Análisis del Discurso en Lengua Catalana de la Universidad Pompeu Fabra.

 

Ya sean divertidas, tristes, sorprendentes, emocionantes o varias cosas a la vez, las buenas historias son las que enganchan y ya no podemos dejar. Y esto ocurre en todas las facetas de la literatura. Sólo es cuestión de acercar a los niños a aquellos libros que los «atrapen».

Menú de cierre