Centro de Educación Infantil Baloo

 

El valor de la amistad en la infancia

 El significado de la amistad y el tener amigos tiene su origen en la infancia.

Estas primeras amistades proporcionan algo más que diversión y juego, contribuyendo al desarrollo emocional y moral del niño.

Se puede hablar de la existencia de un doble vínculo que forma la personalidad del niño: éste influye en el desarrollo de sus amistades y éstas lo hacen sobre su propia personalidad.

 

LA AMISTAD EN LA PRMERA ETAPA

Hasta que el niño no se relaciona con sus iguales, no cuenta con los otros a excepción de su familia. A partir de aquí se inicia su socialización mediante la formación de lazos afectivos fuera del hogar. Es en este momento cuando descubre a los otros y sus valores, aprende a compartir, a confiar y a querer a personas nuevas y de su misma edad. No obstante, en estas primeras edades, la amistad es efímera, ya que por circunstancias muy simples un "amiguito" puede dejar de serlo.

 

CÓMO EVOLUCIONA LA AMISTAD

Alrededor de los 8 años, es cuando aparece la figura del "mejor amigo". Este figura se vuelve muy importante tanto para los niños como para las niñas y suele despertar sentimientos muy fuertes, que pueden ser positivos o negativos. De tal forma que cuando un niño/a se entera de que otro niño/a ocupa el puesto de mejor amigo/a que él ocupaba hasta ese momento, puede resultar doloroso.

En la interacción con amigos, los niños aprenden muchas habilidades sociales, como comunicarse, cooperar, solucionar problemas, etc. Practican el control de sus emociones y responden a las emociones de los otros.

 

QUÉ PODEMOS HACER LOS ADULTOS PARA PROMOVER LA AMISTAD EN LOS NIÑOS

Como cualquier otro valor, la amistad también se puede fomentar en los niños. Nosotros como padres, podemos orientar a que nuestros hijos reconozcan, desde pequeños, la amistad como un valor. Desde compartir los juguetes hasta saber guardar un secreto.

 Consejos para promover la amistad en los niños:

  • Inscribirles en actividades fuera de la escuela, ya que esto les proporcionará buenas oportunidades para hacer amigos.
  • Ayudarles a que desarrollen la empatía. Cuando nos cuenten algún hecho o situación vivida, deberemos preguntarles cómo se han sentido en esa situación.
  • Convertirnos en un modelo a imitar. Nos dirigiremos a los niños de forma amable y respetuosa.
  • Ayudarles a aprender a trabajar en equipo, por ejemplo, invitando a otros niños a casa para que hagan actividades en conjunto, como puede ser un trabajo escolar.
  • Incentivarles tanto a pedir ayuda como a ofrecerla a otros niños.

 

Tener amigos afecta positivamente al desempeño escolar de los niños. Estos tienden a tener mejores actitudes sobre la escuela y el aprendizaje cuando tienen amigos allí. En resumen, los niños se benefician enormemente teniendo amigos.

 

CookiesAccept

Este sitio utiliza cookies para funcionar correctamente.

Si Vd. continua navegando está aceptando nuestra política de cookies. Saber más

Acepto